Los ateos dicen las cosas más incoherentes

Por Lee Duigon, 20 de septiembre,  2012

Sin darse cuenta en el colapso total de nuestra supuesta política exterior este 11 de septiembre fue una continua jihad por parte de los ateístas de prohibir la expresión pública de la fe Cristiana.

En una demanda legal en el 2011 que todavía sigue burbujeando, La American Atheist Inc. Demandó la remoción de la famosa “Cruz del World Trade Center” del Museo y Memoria del 9/11 en la Ciudad de Nueva York. Esas son las dos vigas, pegadas una a otra en la forma de una cruz, que fueron encontradas paradas a 20 pies hacia arriba en medio de los escombros de las torres.

La presencia de esta cruz en el museo tiene a los ateos puestos como fieras. La cruz, ellos declaran, es “ofensiva y repugnante,” sin mencionar “ridícula.”

Los Estados Unidos sin ser Canadá todavía, generalmente uno no puede prevalecer en una demanda legal armada con nada sino sentimientos adoloridos. Uno tiene que mostrar que las acciones del acusado le dañaron a usted en una forma que se pueda medir. Después de todo, cualquiera puede reclamar sentimientos lastimados. Porqué, ¡es posible incluso mentir a cerca de sus sentimientos!

¿En qué manera el tener una cruz en el museo daña a los ateos? Ho, esto le va a encantar a usted…

De acuerdo con la demanda legal, los idiotas (ups, perdón: quise decir los ateos), que porque la cruz es visible en un lugar público, sufren “dispepsia” y “dolores de cabeza” y “angustia mental.” Para salvarlos de ser agraviados de irse antes a la tumba, ellos demandan que la corte ponga la cruz en algún lugar donde nadie la vuelva a ver.

Hermano, me molesto cuando la cara de cualquier político es arremetida en mi línea de visión. ¿Podría demandar que se le ponga en un armario de escobas? Pero no queremos apilar nuestras cortes con demandas legales frívolas.

Así que a los ateos les dan dolores de cabeza, dolores de pancita, y angustia mental agonizante, el sólo saber que la cruz está allí. Quizá ellos necesiten un buen laxante. Quiero decir, en verdad—¿a qué tipo chiflado le dan todos estos síntomas sólo porque es expuesto a un símbolo religioso? Si les molesta tanto simplemente conviértanse en murciélago y salgan volando.

Esta no es la primera vez que los ateos han dicho sollozas historias psicosomáticas en una corte de derecho. En una demanda legal pidiendo la remoción del Monumento de los Diez Mandamientos de un parque del Condado en Winsconsin, hace ya varios años, un ateo le dijo al juez que tuvo 60 noches sin dormir, agobiado e inquietado porque el monumento estaba a varias millas de su casa. Simplemente un poquito obsesivo, ¿no lo creen?

A los ateos les encanta hablar de sí mismos que son “brillantes” o “la razón de la comunidad,” y otros términos laudatorios de sí mismos. Pero ¿qué tan brillante, que tan razonable es tener ataques de cólera físicos porque la mayoría de la gente fallan en apreciar su brillantez e insisten en creer en cosas que ustedes les han dicho que son cosas extremadamente estúpidas y primitivas para creer? A excepto los ateos con reglas aburridas de discurso educado. Se sienten con la capacidad de ir ante cualquier Cristiano y decirle, “Toda la Biblia es un puño de cuentos, y estas como drogado por creer en ello. ¡Y haces que me dé una úlcera!”

Es verdad que hay ateos quienes no hacen esto, quienes son capaces de llevar a cabo una conversación civil aún en relación a cuestiones religiosas. Yo cuento pocos de ellos entre mis amigos, y rezo por sus conversiones. Pero ¿para qué reza uno por alguien que insiste en que él o ella no puede dormir en la noche, no puede digerir su muesli, sólo porque una cruz está erigida en un lugar público?

Se necesita un tipo especial de mentecato espiritualmente mal intencionado para decirle a un Cristiano o Judío que “Moisés no era mejor que un Nazi” o que Nuestro Señor Jesucristo sólo pretendió ser crucificado. Me supongo que ellos piensan que están lastimándonos al ellos firmar sus propias almas inmortales en el infinito Club de estancia prolongada de los Muertos. Quizá ellos realmente creen que haciendo declaraciones groseras e insultantes les establece como intelectuales. O quizás ellos nunca superaron el ser estudiantes universitarios y el que fueran terapeados por sus profesores en decirles que tan listos ellos eran en parodiar sus tonterías inmaduras.

Pero se pasaron la línea al decir ellos que se sienten físicamente enfermos porque han visto una cruz. Algún día un juez en una de estas demandas legales payasas va a tener que poner tales afirmaciones a prueba al hacer que se rosee a los demandantes con agua bendita. Si se desatan en convulsiones y giran sus cabezas 360 grados mientras que gimen “Me quema! Me quema,” entonces la corte sabrá que realmente tienen un problema.

Y si sólo se mojan—bueno, ya estaban mojados desde antes de comenzar.

Fuente: Newswithviews.com

Etiquetas: , , , , , , ,

About julesc00

Fighting the good fight!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: