Promesas de Nuestro Señor Jesús a quien no reciba la Sagrada Comunión en la mano

Introducción
Nuestro señor se manifestó a un alma privilegiada, sumergida en oración profunda, haciendo as siguientes promesas a aquellos que no reciban Su Sagrado Cuerpo en la mano.

Por tanto, se decidió no revelar la identidad de esta persona, toda vez que estos son hechos muy recientes.

Advertencia
Se vuelve necesario, dejar bien claro que estas promesas, no son válidas para aquellos que comulgan en pecado mortal.
También comulgará de forma culposa quien, de forma consciente, masticara la Hostia o la triturara con los dientes.

Promesas de Nuestro Señor Jesucristo:

      1. A aquellos que se abstuvieren de recibir en las manos Mi propio Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad, Yo prometo llenarles de las más grandes bendiciones en sus manos, alma y en todo su ser.
      2. Les prometo muchas más gracias en su paso por la Tierra, con mayores garantías de salvación y aumento de Gloria esencial y accidental, por toda su vida Eterna, Conmigo, en las moradas celestiales.
      3. Me sentirán en la comunión, de tal forma y con tanta plenitud, que quedarán sin voluntad natural de tocarme.
      4. Aquellos que así lo hicieren, con persistencia, recibirán grandes gracias Mías, así como grandes beneficios para su casa.
      5. También prometo, a aquellos que hicieren correctamente aquello que más deseo, poderes especiales en sus manos, contra los enemigos del alma y, a muchos, les daré el carisma de curar.
      6. Prometo que si así proceden de forma perseverante, llegarán, de todas formas, con más intensidad, solo en la búsqueda de mayor Honra y Gloria Mías y Yo los exaltaré de forma especial, por toda la eternidad.
      7. Concederé, igualmente, a todos los que por amor, cumplieren Mis designios, absteniéndose de recibirme en las manos, para mayor adoración, humildad y santo respeto, el don de discernimiento del espíritu con mayor intensidad.
      8. Sus nombres estarán escritos de forma especial en Mi Corazón, si, por darme mayor gusto, comulgaran correctamente en la lengua y no en la mano.
      9. Prometo que les aumentaré todas las virtudes, como recompensa a esa mayor humildad, que admite nunca tener sus propias manos, suficientemente puras, para tocarme.
      10. Prometo, también, que propagarán fácilmente Mi doctrina y que vencerán con mayor facilidad todas las tentaciones.
      11. No conseguirán apartar de Mí, las almas de aquellos que Me reciban en la lengua y no en las manos, si lo hacen con la reverencia debida y vivieran así todos los días de su vida.
      12. Prometo, igualmente, que aquellos que, con delicadeza para con Mi voluntad, Me consuelen recibiéndome debidamente, siempre en la lengua y no en las manos, no tendrán las puertas cerradas para Mi Amor.
      13. Si así perseveraren, para agradarme más, comulgando en la lengua, prometo que llegarán a trabajar solo para Mi Corazón, en Mi Corazón y para Mi Corazón.
      14. Prometo también, a aquellos que de este modo Me honren, que serán escuchados de forma muy especial y con gran complacencia.
      15. Si en este pedido, comulgan siempre en la lengua y nunca en las manos, tan importante para Mí, e hicieran Mi voluntad, por Mi amor, buscarán seguir siempre Mis Divinos pedidos y los alegraré de forma especial, como prueba de Mi complacencia.
      16. Estos que así actúen, harán siempre un gran bien a las almas; por el contrario, aquellos que insistieran en tomarme en sus manos, encontrarán Mi voluntad endurecida en muchas cosas y sentirán dificultad en conocer Mi gusto, Mi predicación y Mi Magisterio.

Más aquellos que no tocaran la Sagrada Forma con sus manos, preparándose de manera especial, con todo su ser, para que en la hora de tomarme en la comunión, Me pidieran que sea solo sea Yo y ellos nada, prometo la gracia de, en poco tiempo, de que alcancen una altísima perfección cristiana, que buscarán Mi rostro con mayor amor, de que se olvidaran más fácilmente de sí mismos, de tener siempre Mi corazón consolado por este gesto y de recibir mayores Luces celestiales y tendrán una mayor alegría eterna, venida de Mi Corazón.

Promesas a quien difundiere estos mensajes:

  1. A aquellos que divulgaran estas promesas, prometo el don del conocimiento de los corazones.
    Alcanzarán una Gloria excelsa en el Cielo.
  2. Tendrán una vida espiritual, aunque no siempre material, tan intensa en tan pocos años, como si hubieran vivido muchísimos años de santidad.
  3. Llenaré de grandes bendiciones a sus familiares.
  4. Prometo también que cuanto más hicieran conocer estas promesas, más me derramaré sobre ellos.
  5. Haré que Me sientan de modo intenso, en una plenitud creciente.
  6. No permitiré que emprendan designios que no sean de Mi agrado.
  7. Pondré en su camino una Luz no tan fuerte de modo que, con Mi abundante asistencia, eviten el mal y hagan solo el bien como principalmente aquello que más Me agrada.
  8. Les daré también más gracias, incontables, si las divulgan con fervor. Será considerada una gran omisión si no dieran a conocer Mis promesas.

Fuente: Jesushabla.com

Etiquetas: , , , , , , ,

About julesc00

Fighting the good fight!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: