Depresión; suicidios aumentan al intensififcarse la crisis de deuda europea

Europa se está acercando a una crisis al incrementarse los índices de depresión por la crisis de deuda de la región y las medidas de austeridad, el suicidio y los problemas psicológicos—justo al recortar los gobiernos los gastos en cuidados de salud por un 50 porciento, de acuerdo con los que andan en las campañas de salud, los diseñadores de políticas y organizaciones de salud.

Un creciente número de cuerpos de salud europea e internacional están advirtiendo que la introducción e intensificación de las medidas de austeridad han llevado a un rápido incremento en problemas de salud mental con los índices de suicidio, abuso del alcohol y la petición de antidepresivos por la lucha con los costos psicológicos de vivir a través de la recesión que azota por toda Europa.

Nadie debería sorprenderse que los factores tales como el desempleo, la deuda y los fracasos de las relaciones pueden causar ataques de enfermedades mentales y pueden empujar a la gente quienes ya son vulnerables a quitarse sus vidas,” dijo a CNBC Richard Colwill, de Sanidad de Salud Mental Británica.

“Parece haber una conexión entre los índices de desempleo y los del suicidio por ejemplo,” dijo, refiriéndose a un reciente estudio en el Diario Médico Británico que declaró que más de 1,000 personas en el Reino Unido podrían haberse quitado la vida por causa de los impactos de la recesión. “Esta investigación refleja otro trabajo que muestra incrementos similares en suicidios por toda Europa.”

De acuerdo con Josée Remoortel, concejero para la Organización de Salud Mental de Europa (MHE), la crisis financiera está afectando “todas las áreas de la vida,” no sólo las economías, y su impacto en la salud mental está creando un “profundo abismo en nuestra sociedad.”

“La compactación del crédito ha generado una consecuencia no esperada y una que refleja un profundo abismo en nuestra sociedad—un incremento muy marcado en los problemas de salud, grandemente causado por la incertidumbre y el miedo al futuro,” él escribe en un periódico llamado “El Acercamiento Sano.”

Una encuesta reciente de doctores generales (doctores familiares) en Gran Bretaña realizada por el Grupo de Investigación Perspicacia parece apoyar la visión de Van Remoortel.

Los datos mostraron que de 300 doctores familiares encuestados, la mayoría reportó que la austeridad estaba dañando la salud de sus pacientes. Setenta y seis por ciento dijo que sus pacientes estaban menos saludables dado al ambiente económico y 77 por ciento dijo de esos pacientes estaban buscando tratamiento para la ansiedad.

Los doctores encuestados comunicaron un incremento en la incidencia en el abuso del alcohol, ansiedad, depresión y peticiones de aborto dado a razones económicas, evidencia anécdota confirmada por estadísticas de peticiones de antidepresivos en el Reino Unido, cuales han incrementado un 28 porciento de 34 millones de prescripciones en el 2007 a 43.4 millones en el 2011.

Sin embargo, así como la salud pública se deteriora, el gobierno nacional por toda Europa se está sumergiendo en recortes presupuestales y recortando en cuidados de salud mental hasta un 50 porciento.

Las consecuencias de los recortes de gastos podrían durar mucho tiempo y penetrantes a través del continente, de acuerdo con Van Remoortel de Salud Mental de Europa.

“La crisis financiera no durará por siempre,” dijo Van Remoortel. “Pero las medidas aceleradas tomadas por los gobiernos nacionales para parchar sus economías seguramente tendrán efectos prolongados.”

No está sólo él en llamar a los gobiernos europeos que eviten el recorte de gastos en la salud mental, particularmente ya que uno de cada cuatro europeos (215 millones de gente) experimentará un desorden de salud mental durante el curso de sus vidas de acuerdo con la MHE.

Mucho más preocupante, un estudio sugiere que solamente el 30 por ciento de los europeos con problemas de salud mental realizan contacto con algún profesional de salud, y como resultado la cifra real podría ser más alta.

John Dalli, el Comisionado Europeo para las políticas de salud y de consumo dice que Europa podría ser “un sonámbulo yendo hacia la catástrofe” al los recortes en presupuesto golpear los servicios de cuidados de salud.

Hablando en una reunión  en el Comité Económico y Social Europeo en junio, Dalli dijo que Europa se dirigía hacia una “crisis humanitaria” y advirtió de los riesgos de “ser negligentes en la salud mental en tiempo de austeridad.”

“La crisis económica no debería convertirse en una crisis de salud. Las penurias financieras no pueden poner en peligro la salud de la gente y el acceso a los cuidados de salud,” él comentó.

“El recortar en la facilitación de los cuidados de salud es invariablemente una economía falsa, desatando resultados empeorantes a largo plazo—para la salud de la gente, para la salud del sistema, para la sociedad y la economía como un sola cosa,” comentó él.

Pero con las cargas de deuda que crecen y los programas de austeridad, esto es exactamente lo que los países europeos están haciendo. En Grecia, un país en el cual un número de “suicidios económicos” alto perfil han sido registrados, el financiamiento para los servicios de salud mental han sido recortados hasta un 50 porciento.

En el Reino Unido, 13.8 por ciento del total de un presupuesto anual de 102 billones de libras se va a la provisión de salud mental. Pero después de una década que han crecido las inversiones, el gobierno está buscando recortar 6.6 billones de libras de la provisión de salud mental como parte de un recorte de 20 billones de libras de su ley nacional de servicios de salud.

En un país donde 6 millones sufren de problemas de salud mental, un recorte de 150 millones de libras del presupuesto anual de salud mental podría causar billones de libras en efectos adversos y humanos de acuerdo con la Unidad de Desarrollo Nacional de Salud Mental (NMHDU).

En un reporte por la organización, estimó que el costo financiero de la enfermedad mental hacia la economía más amplia se sumó a 77 billones de libras al año en productividad perdida y un incremento en necesidad de beneficios de seguro social.

En un tiempo en el que los servicios de salud mental son más necesitados por la sociedad y la economía, el gobierno pone en riesgo el bienestar público, dijo Richard Colwill de Sanidad Caridad a CNBC.

“Nuestra preocupación es que la gente sin duda será penalizada. En un tiempo cuando con mucha razón esperaríamos que hubiera un incremento en demanda de apoyo para la salud mental, en el Reino Unido estamos viendo recortes a los servicios por todos lados,” dijo Colwill.

“Con servicios estirados ya viendo a personas caer por las grietas, nuestro temor es que las líneas de falla solamente se pueden hacer más anchas.

Fuente: CNBC.com

Etiquetas: , , , , , , ,

About julesc00

Fighting the good fight!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: