Enfermedad del Endulzante Artificial; un nuevo tipo de enfermedad

La Enfermedad del Endulzante Artificial (EEA o ASD en inglés) está barriendo a través de los Estados Unidos, afectando a decenas de miles de consumidores, y la medicina occidental lo nombra todo pero no por lo que realmente es, así pueden los doctores prescribir costosos fármacos y establecer citas de “chequeos” durante las siguientes semanas.

Llámelo dolores de cabeza recurrentes, migrañas insoportables, depresión, ansiedad, dolor muscular, estallidos de artritis, sonido en los oídos, fatiga crónica, fibromialgia, síndrome de intestino irritable (IBS), enfermedad de Crohn, inflamación, e incluso reflujo ácido, pero no lo llame ASD, o el paciente podría parar de consumir endulzantes sintéticos, y después no calendarizaría visitas al doctor.

Los síntomas del ASD pueden cambiar de la noche a la mañana, dependiendo en qué tanto endulzante químico usted consuma, y cuáles. Algunas combinaciones son especialmente tóxicas. Los consumidores pueden ir desde una dolor de cabeza migraña hasta el vómito o de problemas de la vista hasta un estomago revuelto. Mucha gente experimenta desórdenes del sistema nervioso central, calambres, tics nerviosos y reflejos anormales.

Todo comenzó cuando Ronald Reagan llegó a la presidencia en 1980. Él inmediatamente despidió a la cabeza de la FDA, bajo el consejo de Donald Rumsfeld (CEO de Farmacéuticos Searle en ese tiempo), y contrató al Dr. Arthur Hull Hayes, Jr., quien auspiciosamente aprobó el aspartame. Fue la década de la moda de la dieta, y Rumsfeld y sus constituyentes hicieron una fortuna con el endulzante artificial el cual había sido prohibido por décadas dado a los resultados de pruebas de la laboratorio comprobando que era carcinógeno. La mismo proceso de aprobación de la FDA dio entrad al desacreditada sucralosa en 1991, y después al sorbitol en 2003.

El síndrome del Golfo Pérsico realmente el ASD

No es una coincidencia que una ola de casos de fibromialgia afectó a las tropas americanas durante la Guerra del Golfo Pérsico. Estudios revelaron que el beber refrescos de dieta en el calor de 120 grados lleva a serios repercusiones en la salud. Fue astutamente disfrazado bajo el término “Síndrome de la Guerra del Golfo,” pero los mismos problemas están ocurriendo ahora a las tropas en Iraq y Afganistán.

También no es una coincidencia que 4 de 5 casos de fibromialgia afecta a mujeres, quienes son más propensas a comer alimentos de dieta y consumir bebidas de dieta que los hombres. Casi todas las gomas de mascar y mentas del aliento están cargadas con endulzantes artificiales.

El dicho popular que dice que “no hay suficiente endulzante artificial en ningún producto específico que cause preocupaciones de salud” es una mentira, especialmente ahora que en el 2011 hay endulzantes artificiales en más del 25% de todos los alimentos, bebidas, gomas de mascar y dulces disponibles. Este efecto cumulativo ha creado el ASD, y gracias a la falta de regulación de los agentes químicos en los alimentos, y no se irán pronto.

No hay una prescripción de medicina, y nunca habrá alguna, que cure los problemas que crean los endulzantes artificiales. De hecho, más del 70 por ciento de los casos reportados de fibromialgia, depresión crónica, IBS y reflujo ácido son causados por consumir agentes químicos los cuales han sido aprobados para el consumo por la FDA.

El cáncer podría ser el resultado distante, de largo plazo por consumir químicos, pero el ASD es la consecuencia a corto plazo, y es muy seria. Si usted se vuelve a los medicamentos para que le curen de estos “padecimientos crónicos,” entonces usted experimentará aún peores efectos secundarios de estas medicinas prescritas, y quizá peores de los que usted ya padece.

Las buenas noticias son que la cura para la Enfermedad del Endulzante Artificial es absolutamente gratis y no involucra al doctor, ni pagos por parte de su seguro de salud, y tiene cero efectos secundarios. Este es el secreto para la cura del ASD: deshágase sus gomas de mascar y dulces libres de azúcar, y luego tire a la basura todos los alimentos y bebidas que tenga y que están etiquetas “light” y “cero”. Lea las etiquetas en todo, para que usted discrimine todos los endulzantes artificiales de sus productos, incluyendo el aspartame, sucralosa, sorbitol,  acesulfame-k, ácido aspártico, y sacarina.

Como una alternativa a envenenarse a sí mismo, trate el Xilitol o la Estevia para poder bajar en las calorías, o simplemente ¡coma más vegetales orgánicos! Si los problemas persisten, tome una lista de todo lo que comió esta semana a su Naturópata o su Nutricionista para que la analice. Recuerde, si usted se está enfermando por comer pan con hongos, no busque un medicamento que lo cure, simplemente deje de comer pan echado a perder.

Fuente: NaturalNews.com

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,

About julesc00

Fighting the good fight!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: