Cómo los conflictos en Siria e Irán nos llevarán a la Tercera Guerra Mundial

Por Brandon Smith, 22 de agosto, 2012

Hace casi tres años escribí una pieza analítica en el concepto del crear guerras deliberadamente, chicas y grandes, por los elitistas para distraer a las masas de ciertos desarrollos globales que funcionan para el beneficio estructura de poder establecida. El artículo fue titulado ‘¿A caso los globalistas provocarán otra guerra mundial?

En aquel análisis, incluí que desde al menos el 2008, los poderes que son (ya sea que posen como Republicanos o Demócratas) habían puesto en marcha una serie de eventos que giraban en torno a Irán, y más perturbadamente, Siria, la cual puede ser utilizada como el detonante de un vasto escenario global. Hoy, desafortunadamente, parecer ser que mis preocupaciones fueron más que válidas, y las circunstancias que evolucionan de esa región en particular son en verdad terribles.

Ahora, algunos podrían argumentar que las circunstancias en el Medio Oriente siempre han sido “terribles” y que no toma mucho para predecir una renovación del caos. Reconocidamente, durante los seis años el pueblo estadounidense ha sido sometido a una campaña propagandista después de que hayan sido probadas las aguas sociales para ver si la mayoría de la ciudadanía podría ser convencida de apoyar ataques contra Irán. Los gobiernos de Estados Unidos e Israel han llegado a ser muy cercanos en diferentes ocasiones en retórica y en la acumulación de armamento, para tal evento. Sin embargo, sometería a consideración que las previas amenazas de guerra que vinieron y se fueron son absolutamente nada en comparación con el peligro de hoy.

La guerra civil en Siria ha evolucionado en algo verdaderamente atemorizante, más allá de las ciegas insurrecciones del tan mencionado “Primavera Árabe”. Tantos intereses externos (especialmente de los Estados Unidos) están involucrados en el conflicto que es imposible decir si todavía existen en realidad algunos revolucionarios en Siria. Esta desestabilización de la fundación del país a dado un vuelco el cual advertí hace poco, llámese, la remoción de los monitores de la ONU del área, el cual fue anunciado hace apenas algunos días atrás.

Las acusaciones potenciales de “almacenamiento de armas químicas” en Siria están siendo traídas a flote por el Departamento de Defensa como una causa justa para la invasión, e Israel ha esencialmente admitido que un ataque a Irán no solamente está en la mesa sino que más allá de las etapas de planeación cerca de la implementación. Aún los ciudadanos israelitas están abiertamente preocupados que su gobierno está siendo “serio” esta vez en sus llamadas para un ataque con derecho preferente, almacenando máscaras de gas y aún protestando en contra de la política.

La tensión de la atmósfera rodeando esta crisis no se parece en nada a lo que el Medio Oriente ha experimentado en décadas, y eso incluye las invasiones de los Estados Unidos a Iraq y Afganistán.

Pero antes que comprendamos la verdadera gravedad de esta situación, debemos primero confrontar algunas conceptos equivocados…

Primeramente, me doy cuenta que hay mucha gente allá afuera que tiene unas inclinaciones naturales y condicionadas hacia el odio de las naciones musulmanas. También hay gente allá afuera que tienen la inclinación de desconfiar de las intenciones del gobierno de Israel. Ambos lados argumentan buenos puntos en ocasiones, y ambos lados también tienen una tendencia de hacerse perezosos, pintando con una brocha ridículamente ancha y culpando todas las desgracias del mundo a un lado o al otro así que no tengan que pensar a través de las complejidades del globalismo y de un club mundial tecnocráticos, o aceptar que “Al-Qaeda” no es la mayor amenaza para la paz y la estabilidad. Es mucho más fácil echarle la culpa a una raza entera, o a una religión entera, que el comprender las mecanizaciones de una minoría élite que juega de ambos lados.

Cualquier lado que usted favorezca, simplemente sepa que en el final los lados son irrelevantes. Podemos alegar por meses acerca de cuál es justo, tiene la razón, quién llegó primero, etc. Una vez más, es irrelevante. Lo que importa, si bien, son las potenciales consecuencias de un conflicto exponencial en la región, el cual nadie puede pagar.

Tristemente, hay muchos estadounidenses allá afuera que creen Los Estados Unidos es “el país más rico del globo” y que tiene finanzas más allá de su conocimiento con el cual emprender un sinfín de guerras.

Aquí están los hechos. Aquí está exactamente lo que sucederá si los EUA, o Israel, entran en una entusiasmada guerra ya sea contra Irán o Siria, y los resultados no son optimistas:

1. Siria e Irán unirán fuerzas

En el 2006, Irán y Siria firmaron un tratado de defensa mutua en respuesta a la creciente posibilidad de conflicto con el Oeste. Ambos países están altamente inclinados a cumplir este tratado, y parecería que Irán está listo para ello, al menos financieramente, ya que Siria da vueltas en espirar en una guerra civil. De hecho, la insurgencia apoyada por los EUA en Siria era probable que se desarrollara para poder filtrar y probar el tratado mutuo. Dado a que la CFR está ahora aplaudiendo a Al-Qaeda por sus esfuerzos en desestabilizar el país, apenas lo encuentro estrafalario sugerir que la completa rebelión está siendo, al menos sueltamente organizada por intereses de la OTAN ya sea para meter a Irán en apoyo militar abierto de Assad y en una guerra compromisoria, o para remover a Siria de la ecuación en preparación para un ataque contra el mismo Irán (dese cuenta cuando los medios oficiales muestran imágenes de rebeldes sirios, están siempre sonrientes o se ven valientes con las armas sostenidas en alto: una típica táctica subliminal usada para pintarlos como “los chicos buenos”):

2. Irán cerrará El Estrecho de Ormuz

Con todo el acto impresionante del Departamento de Defensa, usted pensaría que el Ormuz no es ningún problema. Esto es un error. El estrecho es de aproximadamente 21 millas de ancho y su punto más angosto  el cual yace justo a la costa de Irán, sin embargo, de esas 21 millas solamente dos pasajes seguros para los barcos están disponibles, cada uno midiendo 2 minúsculas millas de diámetro. Ormuz es uno de los dos puntos de control vitales para el transporte de petróleo en el mundo, y aproximadamente el 20% de todo el petróleo producido pasa a través de él. La logística para bloquear los dos pasajes para los barcos es simple dado a la existencia del nuevo Sistema de Misiles Ghader, el cual Irán probó exitosamente este año. El arma está especialmente diseñado como un “asesino de buques” con la habilidad de viajar a velocidad Mach 3, y evade los más conocidos métodos de sistemas de radar:

En los muy aglomerados canales navegables del Ormuz, un ataque de misil de grande escala y difícil de rastrear será devastador para cualquier Naval presente, y convertiría los pasajes de los barcos en un deshuesadero imposible de navegar para los tanqueros de petróleo. ¿El resultado? Un evento inflacionario catastrófico en el petróleo alrededor del mundo, haciendo incosteable la gasolina para la mayoría de la gente y sus usos. La reciente movida de la Unión Europea de acumular petróleo en preparación para un ataque a Irán revela la seriedad de la situación:

3. La acción de Israel involucrará a los Estados Unidos

Olvídense de lo que dice el Comisario Jefe de Administrativo el General Martin Dempsey: los Estados Unidos absolutamente se involucrará a sí mismo militarmente en Irán y Siria seguido de un ataque israelí. Para empezar con, no hay salida de un rol primario o de apoyo, especialmente cuando Irán cierre el Estrecho de Ormuz. Con el 20% del suministro de petróleo del mundo en hiato, al menos la mitad del pópulo americano estará llorando para que se involucre los Estados Unidos. Garantizado. Dempsey afirma que Israel podría no conseguir el apoyo de Estados Unidos es simplemente una farsa con el propósito de inferir que la subversión de Siria e Irán no son necesariamente una osadía compartida, lo cual absolutamente es. Hay cero posibilidades de que el ataque de Israel no sea recibido con llamadas frenéticas por el Pentágono y que la Casa Blanca abra sus compuertas de fortaleza militar estadounidense y proteger a uno de nuestros pocos “aliados demócratas” en el Medio Oriente.

4. Siria recibirá apoyo de Rusia y China

El gobierno ruso ha declarado claramente en numerosas ocasiones que ellos no se retractarán durante un ataque contra Siria, y ha incluso comenzado a posicionar buques navales y tropas extras en su base permanente a las afueras de costa de Tartos, un desarrollo del cual he estado advirtiendo durante años.

Tartos es la única base naval fuera de la periferia de sus fronteras, y es estratégicamente imperativa para la nación. Acciones por parte de EUA o Israel en contra de Siria invariablemente provocarían una respuesta, por al menos, una represalia económica, y en lo más, la intervención militar ruso y posiblemente la guerra propagada.

China, por el otro lado, lo más probable es que responda con una represalia financiera a grande escala, pudiendo llegar incluso a deshacerse de los bonos de Tesorería de los Estados Unidos (una movida la cual ellos han estado preparando desde el 2005 de cualquier modo). Con los precios del petróleo por los cielos dado al incremento en tensiones en el Medio Oriente, múltiples países incluyendo el bloque de naciones de intercambio BRIC y la mayoría del bloque de intercambio ASEAN tendrán la excusa perfecta para deshacerse del dólar, permitiendo la introducción del rehabilitado SDR (Derechos de Sorteo Especiales) del IMF mecanismo de moneda global para que tome posición.

Siria es la llave para lo que creo será un atentado por parte de los globalistas dentro de nuestro gobierno de efectivamente persuadir a ser un conflicto volátil que sea, un conflicto que creará la amplia cobertura para el empuje final hacia una moneda mundial, y eventualmente el gobierno mundial.

5. La implosión económica pasará a ser “secundaria”… para el beneficio de los banqueros

En las mentes del público en general, la angustia económica con la que pronto nos toparemos sin importar si hay o no hay guerra contra Irán o Siria será una reconsideración, al menos por un tiempo, si la amenaza del combate global se convierte en una realidad: la niebla de la guerra es un fantástico encubrimiento para todo tipo de crímenes, más especialmente del tipo económico. Guerras considerablemente grandes naturalmente inhiben los mercados y causan flujos erráticos en el fluido de capital. Cualquier cosa, y quiero decir cualquier cosa, puede ser culpado en una guerra, aún la destrucción de la economía de Los Estados Unidos y del dólar. Por supuesto, los verdaderos culpables (los bancos centrales e internacionales) los cuales han estado corrompiendo y desmantelando la estructura fiscal estadounidense por décadas se beneficiará mayormente de la distracción.

Siria e Irán son, en una forma, las primeras fichas del dominó en una larga cadena de terribles eventos. Esta cadena, tan caótica como se vea, conlleva solamente a un resultado final: Estatus de países tercermundistas para casi cada nación en el planeta, incluyendo a Los Estados Unidos, dejando a las instituciones financieras, como sombrías monstruosidades monetarias que quitan toda soberanía ya sea real o imaginaria y centraliza el proceso de toma de decisiones de la humanidad en las pocas manos moralmente en bancarrota.

Para aquellos del lado de Israel, Los EUA, y la OTAN, y para aquellos del lado del Medio Oriente, Rusia, China, etc., el punto es, no habrá ganadores. No hay el “mejor escenario”. No habrá desfile de la victoria, para nadie. No habrá ninguna gran reformación o paz en la cuna de la civilización. La única gente celebrando al final de las catastróficas hostilidades serán los hiper-monetarizados adictos al poder 0.1% quienes celebrarán su golpe de estado global en privado, riéndose mientras que el resto del mundo se calcina, y viene a rogarles que le ayude.

Fuente: Hamsayeh.ne

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , ,

About julesc00

Fighting the good fight!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: