Nueva advertencia escalofriante para los estadounidenses por parte del Ex contralor general de los EE.UU.

06 de agosto, 2012 Por: Jon Talton

No he escrito en relación al tan llamado ‘despeñadero fiscal’, en contra de la creciente evidencia, me apego a la frase de Abba Eban, “Cuando todo lo demás falla, los hombres se vuelven a la razón.” Pero quizás no en el América de hoy.

El ‘despeñadero fiscal’ es un conjunto de recortes presupuestales e incrementos de impuestos que automáticamente estimulan el siguiente año. Eso es, a menos que los Republicanos y Demócratas, el Congreso y la Casa Blanca, puedan acordar nuevas provisiones de impuestos y presupuestos, especialmente la forma de extender los recortes de impuestos Bush. Si todos caemos por el despeñadero, de acuerdo con la Oficina del Congreso para el Presupuesto, el efecto total podría significar una contracción del 3.9 por ciento en el índice de crecimiento del producto doméstico en bruto el próximo año.

El despeñadero fiscal está remplazando la crisis eurozona como el gran problema que se le presenta a la economía de los Estados Unidos. Como reporta el New York Times, las empresas están reduciendo sus inversiones por  miedo que la razón no prevalezca. “Ejecutivos de empresas haciendo todo desde componentes eléctricos y sistemas de electricidad a partes automotrices dice el estancamiento fiscal que los está incitando a replegarse, en vez de esperar por una posible solución al atolladero en la Colina del Capitolio.”

El presidente Obama y la mayoría de los Demócratas quieren extender los recortes de impuestos, pero sólo hasta $250,000 en ingresos (sí, aún para los más alto ingreso). La mayoría de los Republicanos quieren que los recortes continúen y Mitt Romney se compromete atacar el déficit al recortar el gasto agresivo (la mayoría sin especificar a excepto por su apatía relativa hacia la pequeña ayuda para Amtrak) pero no para el presupuesto de defensa.

Interesantemente, ambos lados aceptan el punto de partida de la derecha de la necesidad de austeridad, a pesar de los desastrosos resultados en Inglaterra y el hecho que los Bonos de Tesorería estadounidenses son un refugio seguro y no fueron afectados por el degrado del año pasado. Los costos de préstamo para estímulo económico nunca serán mejor. Pero nadie en el poder lo está proponiendo, a pesar de la economía empobrecida.

El siempre esencial Ezra Klein en el Washington Post ofrece esta práctica propuesta para el despeñadero fiscal.

El más grande riesgo es una repetición del presupuesto sin salida del año pasado, una señal que Estados Unidos ya no puede gobernarse a sí mismo. Eso, y el no regresarse a los índices de impuestos de la era de Clinton, es el más grande peligro para la economía. Irónicamente, Obama está tomando lo que una vez fue una posición conservadora. Los conservadores de hoy están verdaderamente empujando hacia una revolución, créanlo o no, sin precedentes en la historia de los Estados Unidos fuera de los parámetros de imaginación de un Ayn Rand. Y como lo dijo Mao, “Una revolución no es un banquete.”

Fuente: Seattletimes.com

Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

About julesc00

Fighting the good fight!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: