Cómo evitar alimentos genéticamente modificados

Alimentos Transgénicos

Todavía existe mucha controversia acerca si los alimentos genéticamente modificados (GM) son seguros para la salud. La mayoría de los alimentos que comemos pueden contener ingredientes derivados de organismos genéticamente modificados (OGM) – desde la fórmula para bebés y hasta nuestras carnes. Si decides que no deseas consumir alimentos GM, aquí están algunas pautas para mantenerte alejado de ellos.

Pasos

1.  Familiarízate con las aplicaciones más comunes de la modificación genética. Estos son los productos (y sus derivados) que son más propensos a ser modificados genéticamente:

  •  Soya -. Gen tomado de bacterias (Agrobacterium sp cepa CP4) e insertado en la soya para hacerla más resistente a los herbicidas.
  • Maíz – Hay dos variedades principales de maíz transgénico. Uno tiene un gen de Bacillus thuringiensis, un microorganismo que se inserta para producir la toxina Bt, que es venenoso para las plagas de insectos.
  • Colza / canola – Gen añadido / transferidos para hacer cultivos más resistentes a los herbicidas.
  • La remolacha azucarera – Gen añadido / transferidos para hacer cultivos más resistentes al herbicida Roundup de Monsanto.
  • Arroz – genéticamente modificado para resistir a los herbicidas.
  • Algodón – diseñado para producir la toxina Bt.
  • Productos lácteos – Las vacas inyectadas con la hormona rBGH GE / rBST y posiblemente alimentadas con granos y heno transgénicos.
  • Aspartame – un edulcorante artificial adictivo y peligroso que se encuentra comúnmente en la goma de mascar y las bebidas “dietéticas”.
  • Papayas
  • Criadero de salmón

2.  Compra alimentos etiquetados 100% orgánicos. Los gobiernos de los Estados Unidos y Canadá no permiten a los fabricantes a etiquetar algo 100% orgánico si ese alimento ha sido genéticamente modificado.

  • Esto también se aplica a los huevos. Los huevos con la etiqueta “campo libre”, “natural”, o “sin jaulas” no son necesariamente libres de transgénicos; busca huevos 100% orgánicos.

3.  Reconoce los números de la etiqueta de las frutas y vegetales.

  • Si se trata de un número de 4 dígitos, la comida es producida de forma convencional.
  • Si se trata de un número de 5-dígitos que empieza en 8, es GM.
  • Si se trata de un número de 5-dígitos que empieza en 9, es orgánico.

4.  Compra carne de res que sea 100% alimentada con pasto. Con animales no rumiantes como los cerdos y aves de corral que no pueden ser alimentados con pasto 100% orgánico, es mejor buscar carne que sea 100% orgánica.

5.  Busca productos que especifiquen en la etiqueta que no son modificados genéticamente. Sin embargo, es raro conseguirlos. También puedes buscar en los sitios web de las empresas para ver una lista de los alimentos que no estén GM, pero ten en cuenta que la información puede ser incompleta.

6.  Compra a nivel local. Muchos de los alimentos GM provienen de grandes fincas industriales. En vez de gastar tu dinero en esos productos, fomenta los granjeros locales comprando en sus mercados. De esta manera estarás ayudando a los pequeños empresarios y ahorrando algo de dinero en el proceso.

  • Comprar a nivel local también te puede dar la oportunidad de hablar con el granjero y descubrir cómo se siente acerca de los OGM y si utiliza esas técnicas para aumentar su propia producción.

7.  Compra alimentos enteros. Favorece comprar alimentos enteros que puedas cocinar tu mismo en vez de comidas que ya vengan preparadas. Lo que se pierde en comodidad lo recuperas en dinero ahorrado y satisfacción, así como una mayor paz mental.

8.  Cultiva tus propios alimentos. De esta manera sabrás exactamente lo que estas cosechando y podrás estar seguro que no contenga nada GM.

Consejos

Si tienes el espacio, el tiempo y los recursos, cultiva tu propia comida. Con tal que te asegures de no comprar semillas genéticamente modificadas, podrás saber a ciencia cierta que la comida que viene de tu jardín no ha sido modificada genéticamente.

En los restaurantes puedes preguntarles a los encargados cuales son los alimentos que han sido modificados genéticamente, aunque es probable que los mesoneros y cajeros no estén muy bien informados al respecto.

Los productores que etiquetan los alimentos libres de transgénicos no hacen alusión sobre lo saludable que sean los productos.

Fuente: WikiHow

 

Etiquetas: , , , ,

About julesc00

Fighting the good fight!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: