El mundo en alerta por tormenta solar masiva

Explosión coronal masiva
Actualizado: 14:23, lunes 6 de agosto, 2012-08-06

Redes de transporte de energía eléctrica, comunicaciones y satélites podrían ser derribadas por una tormenta solar masiva en los próximos dos años, advierten los científicos.

Los expertos dicen que el sol está alcanzando una cima en su ciclo de actividad de 10 años, poniendo a la Tierra en mayor riesgo de tormentas solares.

Mike Hapgood, un especialista en clima espacial del Laboratorio Rutherford Appleton cerca de Didcot, Oxfordshire, dijo: “Los gobiernos lo están tomando muy en serio.

Estas cosas pueden ser muy raras pero cuando suceden, las consecuencias pueden ser catastróficas.”

Él advirtió que las tormentas solares están aumentando en ser puestas en registros nacionales usados en planeaciones para desastres, junto con otros eventos como los tsunamis y erupciones volcánicas.

Existen un 12% de probabilidad de una tormenta solar mayor cada década—haciéndoles apenas un evento en cada 100 años. La última tormenta mayor fue hace más de 150 años.

La amenaza viene de plasma magnéticamente cargado expulsado por el sol en eyecciones coronales masivas.

Como vastas burbujas explotando sobre la superficie del sol, ellas despiden millones de toneladas de gas a gran velocidad a través del espacio que puede engolfar la Tierra con tan sólo de un día de advertencia.

Ellas desatan tormentas geomagnéticas las cuales pueden literalmente derretir costos transformadores de las redes de electricidad nacional.

Los satélites pueden ser dañados o destruidos y las radiocomunicaciones—incluyendo aerolíneas de jets—podrían ser derribados.

Equipos de científicos en Norteamérica y Europa monitorean el sol y emiten advertencias a los gobiernos, compañías eléctricas y operadores de aerolíneas.

En 1989, una tormenta solar fue culpada por derribar un completa red eléctrica en Quebec, Canadá, la cual dejó a millones sin electricidad durante nueve horas.

La más grande fue conocida como el evento de Carrington en 1859, cuando el astrónomo Richard Carrington observó una erupción solar grande que tardó 17 horas en alcanzar la atmosfera de la Tierra.

Ello causó las auroras boreales—o luces del norte—ser vistas tan al sur como hasta el Caribe.-SkyNews.com.au

Etiquetas: , , ,

About julesc00

Fighting the good fight!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: